30 mar. 2016

El amar de los amares



Cantó el rey Salomón a la más mujer de sus mujeres. Cantó a su cuerpo y a

la puerta de su cuerpo y al verdor del lecho compartido.

El «Cantar de los cantares» no se parece ni un poquito a los demás libros de

la Biblia de Jerusalén. ¿Por qué está ahí?

Según los rabinos, es una alegoría del amor de Dios por Israel. Según los

curas, un jubiloso homenaje a la boda de Cristo con la Iglesia. Pero ningún

verso menciona a Dios, y mucho menos a Cristo ni a la Iglesia, que nacieron

mucho después de que el «Cantar» fuera cantado.

Más bien parece que este encuentro entre un rey judío y una mujer negra

fue una celebración de la pasión humana y de la diversidad de nuestros colores.

Mejores que el vino son los besos de tu boca, cantaba esa mujer.

Y según la versión que llegó a nuestros días, ella cantaba también:

Negra soy, pero bella,

y se disculpaba atribuyendo su color a su trabajo, a pleno sol, en los

viñedos.

Sin embargo, según otras versiones, el pero fue agregado. Ella cantaba:

Negra soy, y bella.

(Eduardo Galeano  extracto de su libro: "Espejos... una mirada casi universal")

21 mar. 2016

Gestos de Amor



Mira El Amor Entre Estos Dueños Y Sus Tiernas Mascotas
Esta serie de fotografías muestran, en pequeños y amorosos gestos, el gran amor que pueda haber de una persona hacia un animal.









13 mar. 2016

Poema XX


De: Pablo Neruda


Puedo escribir los versos más tristes esta noche. 

Escribir, por ejemplo: " La noche está estrellada, 
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos". 

El viento de la noche gira en el cielo y canta. 

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. 
Yo la quise, y a veces ella también me quiso. 

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos. 
La besé tantas veces bajo el cielo infinito. 

Ella me quiso, a veces yo también la quería. 
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos. 

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. 
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido. 

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella. 
Y el verso cae al alma como pasto el rocío. 

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla. 
La noche está estrellada y ella no está conmigo. 

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos. 
Mi alma no se contenta con haberla perdido. 

Como para acercarla mi mirada la busca. 
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo. 

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles. 
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos. 

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise. 
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído. 

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos. 
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos. 

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero. 
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido. 

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos, 
mi alma no se contenta con haberla perdido. 

Aunque éste sea el último dolor que ella me causa, 
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.

8 mar. 2016

¿A qué mujer quieren celebrar?


Por Marcela Latorre*
El Día Internacional de la Mujer Trabajadora surge por un grupo de mujeres socialistas que lucharon por la igualdad de derechos, lo que se quería conseguir era que la mujer tuviera derecho a voto, a ocupar cargos públicos, derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral.
Mucho hicieron las mujeres por ir abriéndose espacios que estaban totalmente pensados para los hombres. Hoy; estudiamos, trabajamos, votamos y ocupamos cargos públicos, pero seguimos siendo discriminadas y peor aún, somos vistas como ingenuas mujeres que sólo gustan de pequeñeces. Es cosa de ver las celebraciones que llueven en lienzos públicos, donde alcaldes y concejales invitan a celebrar este día con shows y “circo”. ¿En qué mujer están pensando cuando creen que estaremos contentas con cumbia y reggaeton?
Las mujeres necesitamos encontrarnos, recobrar esa fuerza de nuestras antepasadas que lucharon por sus derechos, esa convicción de las mujeres que pese a todas las resistencias, avanzaban, siendo incluso quemadas.
Las mujeres necesitamos celebrar con reflexión, que nos inviten a conversar sobre el futuro, a construir el mundo desde lo mejor que entregamos con lo virtuoso de nuestro género.
Las mujeres necesitamos poner en el mundo un manto de paz, que abrace y contenga con cariño y alegría esta Tierra tan maltratada y violenta.
Las mujeres necesitamos contar de nuevo la historia tan manipulada por los hombres, la verdadera historia, la que se funda en los avances, en los momentos de humanización. Antes de que los hombres supieran que eran parte importante de la llegada de niños al mundo, las mujeres éramos consideradas diosas, las diosas fértiles que hacíamos crecer a la humanidad y era otro el trato hacia nosotras.
Las mujeres necesitamos que nos celebren aprobando las leyes que nos respetan, cambiando esas normas hechas por hombres que nunca tendrán a un ser vivo adentro del cuerpo y hablan de moral mientras le roban a los que votan por ellos.
Las mujeres necesitamos tejer las redes que han roto los acontecimientos dominados por algunos inhumanos poderosos, necesitamos agrupar, pasar el mate tibiecito por las manos de cada persona que tiene sueños y proyectos, que sólo crecen en conjunto y no individualmente como nos hacen creer.
Las mujeres necesitamos el espacio para conectar con lo espiritual y traer la mística necesaria para ser felices, llenar de ritos y ceremonias que nos ayuden a mirarnos desde un lugar sagrado.
Las mujeres necesitamos tener la certeza de que nuestros hijos, nietos y los que vengan, serán desarrollados integralmente, donde la educación los habilite para encontrar su sentido en la vida y no los llene de contenidos que los alejan de su humanidad.
Las mujeres necesitamos celebrar sumando a los hombres, a los que entienden la importancia de complementarnos, esos hombres que nos impulsan, que nos aman, que nos hacen sentirnos bellas, que nos hacen felices.
Porque no son las mujeres ni los hombres, todos hemos permitido de una u otra manera, que tenga que haber un Día de la Mujer, pero somos todos juntos los que tenemos que propiciar el valor de cada ser humano que habita este planeta.
*Marcela Latorre es actriz, periodista, pedagoga teatral e impulsora de la CoPeHU en Chile.
Fuente: Pressenza
http://www.pressenza.com/es/2016/03/mujer-quieren-celebrar/

...un punto de vista sobre la situasion actual.

"MI patria es el mundo, mi religion la de hace el bien y mi familia la Humanidad" . Con la tecnología de Blogger.

Formulir Kontak

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Submenu Section

Slider Section

Visitas

Traductor

Twitter

BTemplates.com

About

3/recentposts

Blogroll

Blogroll

Blogger templates